José Roca explica en Valencia Plaza el rentback: una novedosa fórmula de financiación

El diario Valencia Plaza ha publicado hoy un artículo de nuestro socio director, José Roca, titulado “Rentback: una fórmula de obetener financiación a partir de los activos de la compañía”. En él detalla esta novedosa fórmula, que desde Kaizen Consulting recomendamos en muchas ocasiones a nuestros clientes y que “consiste en la venta de bienes de la compañía a una empresa, que posteriormente los pone a disposición del que se lo ha vendido haciéndoles un renting (arrendamiento del bien) durante un periodo de tiempo, y por unas cuotas determinadas que se acuerdan y recogen en un contrato”.

José Roca explica que el rentback puede aplicarse a porácticamente todos los activos de una compañía, “desde maquinaria industrial, equipos informáticos y de oficina, software, luminarias, servidores, elementos de transporte, de construcción, bienes inmuebles, naves industriales o logísticas, hoteles, oficinas, activos residenciales, etc.” Y destaca que los inmuebles “pueden representar una fuente de financiación importante para empresas en proceso de crecimiento e inversiones, pero también para refinanciar deuda y establecer un calendario de amortizaciones más cómodo a largo plazo, soluciones que actualmente sugerimos se tengan también muy en cuenta como soluciones a la situación actual”.

El rentback es un tipo de operación muy flexible, para un rango muy amplio de importes, que se hace a la medida y puede ser especialmente interesante en estos tiempos en que las empresas necesitan liquidez para garantizar su funcionamiento: la titularidad y propiedad del bien cambia de manos, pero “el activo se mantiene en las instalaciones de la compañía que sigue usándolo y explotándolo como lo había hecho antes de la operación”.

El socio director de Kaizen Consulting comenta también en el artículo otras ventajas del rentback: “Desde el punto de vista de análisis de riesgos, habilita mayores opciones ya que no se limita sólo a valorar la solvencia de la compañía, sino que también pondera y toma en consideración el valor del bien objeto de la operación. Esta monetización del balance permite ampliar el flujo de caja y al no ser una operación financiera (financiación fuera de balance), no se contabiliza en el pasivo de la sociedad (no representa deuda) ni tampoco se declara en CIRBE (con lo que no limita la capacidad de la compañía para seguir financiándose con su pool bancario)”.

En el artículo se apuntan también las ventajas que aporta de por sí el renting:  “ventajas fiscales (deducirse en el Impuesto de Sociedades el 100% de la cuota al tratarse de gasto, deducción del 100% del IVA, diferimiento del pago del IVA que se liquida a medida que se liquidan las cuotas del arrendamiento)”. Además, valora positivamente que el renting permite mejorar el nivel de Patrimonio Neto y mejora todos los ratios de solvencia y autonomía financiera”.

José Roca cierra el artículo opinando que el rentbak es un sistema que, en definitiva, permite a la empresa centrarse únicamente en lo que de verdad les importa, que es su negocio.

Desde este enlace puede leer el artículo completo.

 

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on print
Share on email