Las empresas afectadas por la guerra de Ucrania, a la espera de la nueva línea de avales ICO

Las entidades bancarias ya han empezado a adherirse a la nueva línea de avales del Instituto de Crédito Oficial (ICO), contemplada por el Real Decreto-ley 6/2022 de 29 de marzo, que contempla medidas urgentes en el marco del Plan Nacional de la respuesta a las consecuencias económicas y sociales de la guerra en Ucrania. Sin embargo, a día de hoy, el Gobierno no ha dado todos los pasos necesarios para que este apoyo financiero esté disponible para las empresas.

Con el fin de la moratoria concursal a 30 de junio y el vencimiento de la carencia de los créditos ICO, se abre un periodo con nuevas dificultades financieras para muchas empresas que sufren la falta de solvencia. Por eso esta línea de avales puede ser una gran ayuda para compañías que han sufrido las repercusiones económicas de la guerra de Ucrania. Pero, lamentablemente, la lentitud de la gestión de la administración pública está retrasando su puesta en marcha efectiva.

Esta nueva línea de avales está dotada con 10.000 millones de euros y ya se ha liberado un primer tramo por un importe de 5.000 millones de euros, que será gestionado por el ICO. Una ayuda dirigida a autónomos y empresas de todos los sectores económicos afectados por los efectos económicos de la guerra de Rusia en Ucrania, con excepción del sector financiero y de seguros. Se trata de un importe que puede dedicarse a inversiones, necesidades de circulante y nuevas operaciones de financiación concedidas por entidades bancarias, pero no puede utilizarse para refinanciaciones o restructuraciones de endeudamiento.

Esta nueva línea de avales no consume minimis y tampoco tiene en cuenta si con anterioridad ya tiene formalizados otros préstamos ICO. Se pueden formalizar préstamos hasta 10 años, incluyendo, si se necesita, periodos de carencia en la amortización.

Esta financiación cuenta con aval del Estado (70% o 80%), por lo que es a tipos de interés en condiciones muy económicas en función del importe solicitado.

El importe avalado por el Estado es con carácter general de hasta 400.000 €, lo que supone que los autónomos y pymes (siempre que éstas no participen o estén participadas en más de un 25% en otras empresas) pueden solicitar préstamos de hasta 500.000€. Indicar que el importe puede ser superior, siempre que no se supere el mayor de: el 15% del volumen de negocios anual medio de los últimos 3 ejercicios cerrados o el 50% de los costes de la energía de los 12 últimos meses desde que se solicite la financiación.

El plazo para solicitar los avales finalizará el 1 de diciembre de 2022. Desde Kaizen Consulting podemos asesorarle en la solicitud y gestión de estos avales del ICO. Les recomendamos que contacten con nuestro equipo especializado para poder analizar su caso y asesorarle sobre sus posibilidades particulares de financiación.

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on print
Share on email