¿Qué pasará el día después?

Sabemos cómo ha empezado esto, pero no cuando va a acabar. Sin embargo, esta incertidumbre no debe paralizarnos, ¿nos activamos y pasamos a la acción?

Como trasladan desde una magnifica iniciativa de la sociedad civil que me ha encantado, esto no tiene que parar. #EstoNOtienequePARAR

El impacto económico es mundial, y para España probablemente será severo dada la tipología de nuestro tejido empresarial, mayoritariamente compuesto por pymes, y la alta dependencia del sector servicios (turismo, comercios, hostelería y transporte).

Vamos hacia un terreno inexplorado, y es normal que nos sintamos vulnerables, pero no nos quedemos ahí, vayamos a la acción. No duden ustedes de que esto pasará, se superará, nos volveremos a abrazar, y saldremos de ésta, sin duda, con muchas lecciones aprendidas.

Pongamos pues las largas y veamos más allá de lo que está pasando hoy. A la vuelta de la esquina está la línea de salida, preparémonos mejor que nunca para hacer nuestra mejor marca.

Vamos a tener que seguir dando nuestra mejor versión para paliar las consecuencias del Covid-19 en la empresa, pero al mismo tiempo, debemos aprovechar las oportunidades que vamos a encontrarnos.

Es más vital que nunca tener una estrategia bien definida para amoldarnos a este nuevo escenario. Es necesario revisar las prioridades y reajustar bien el foco.

Para ello, rehagamos nuestro plan estratégico no sólo para este año, sino como mínimo también para los próximos 2 años, vamos a tardar en volver a la normalidad.

Contemplemos como estará el sector, los cambios que habrá que hacer en la empresa después de haber visto nuestras limitaciones en un momento de crisis; aseguremos la liquidez para los próximos años; conozcamos bien la estructura de costes de cada rincón de la empresa y trabajémoslos para reducirlos; focalicémonos en aquellas áreas más rentables; exploremos alternativas para entrar en nuevos mercados, etc.

En importantísimo que visualicemos cómo saldremos de la parrilla de salida. Como empresa inteligente que somos, tenemos que abonar ya la tierra para conseguir nuestros mejores frutos y sobre todo, salvaguardar nuestra cuenta de resultados.

La respuesta de las empresas debe ser rápida. Tienen que anticiparse a los distintos escenarios que va a dejar esta crisis, y tener las respuestas más apropiadas para afrontar las oportunidades que seguro que, como os decimos, van a estar ahí.

Aunque nunca nada es fácil, recordemos todo lo que hemos hecho y cómo lo hemos conseguido. Los hábitos son fuertes y no desaparecen. Somos mucho más capaces de lo que pensamos. Si su empresa ha salido siempre con esfuerzo y mucho trabajo de todos los retos que se le han planteado, esta vez no será diferente.

Espero que ustedes sean de esas personas que pasan a la acción y por supuesto, si lo son, cuenten con nosotros.

¿Con qué mundo nos vamos a encontrar cuando esto acabe? Seguramente será distinto, y aunque no sabemos cuánto, no hay que asustarse de la nueva realidad que nos vamos a encontrar.

Hoy más que nunca, en Kaizen Consulting estamos a su lado y a su disposición para asegurar la liquidez necesaria, rediseñar sus planes de negocio, y ayudarles a planificar y ejecutar con éxito el día después con resultados.

Mucha salud y fuerza a tod@s

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on print
Share on email