Se acaba el plazo y aún hay 770 millones de € en ayudas pendientes de asignar por Cofides

El 31 de diciembre se acaba 2021 y también el límite para pedir las ayudas europeas que gestiona Cofides, la Compañía Española de Financiación del Desarrollo. De los mil millones de euros en fondos europeos que esta empresa pública ha de asignar para la recapitalización de pymes, más de 770 millones aún están por asignar. El reloj corre y hay una oportunidad financiera importantísima que las empresas no deberían dejar escapar: tienen menos de dos meses de cuenta atrás.

El Gobierno español asignó a Cofides el reparto de este capital público que debe servir para reflotar empresas viables que han sido castigadas por la crisis de la pandemia. En 4 meses se han repartido 226 millones de euros, menos de la cuarta parte del total. Y a final de año vence el plazo dado por la Comisión Europea para solicitar estos fondos. Un plazo breve, que Bruselas podría prorrogar pero aún no lo ha hecho. Hasta el momento, solo 20 empresas han pasado el proceso establecido por Cofides y en breve recibirán la inyección de capital prevista. La ayuda media se sitúa en unos 11 millones de euros por cada compañía.

Cofides calcula que hay más de 13.000 empresas en España que cumplen con los requisitos para poder solicitar estos fondos de recapitalización. Sería un fracaso inexplicable que no se gastaran los 1.000 millones de euros asignados por Europa y destinados precisamente a salvar compañías que necesitan financiación para salvarse del cierre. Hasta el momento, solo 37 empresas han cumplimentado la solicitud de ayuda ante Cofides y, de ellas, solo 20 han pasado las fases establecidas para recibir los fondos. ¿Dónde está el problema?

Este dinero europeo para la recapitalización de pymes está pensado para empresas que tengan una imperiosa necesidad de financiación, pero que sean viables a medio plazo. Se exige a las solicitantes, entre otros requisitos, estar al día en el pago de impuestos, acreditar una cifra de negocio entre los 15 y los 400 millones de euros y demostrar una caída de ingresos de al menos un 20% en 2020. Pero se está demostrando que el proceso de solicitud no es fácil y exige asesoramiento especializado para la correcta tramitación de los informes exigidos. También se debe presentar un informe que avale la viabilidad del negocio.

El análisis de las solicitudes para otorgar estos fondos europeos cuenta con consultores financieros y jurídicos. Entre ellos, PKF Attest, grupo que mantiene una alianza con Kaizen Consulting en temas de financiación. Esta criba realizada antes de asignar las ayudas se complementa después con un seguimiento por parte de Cofides, que velará por el correcto uso de los fondos y el cumplimiento de las cláusulas que se imponen a las empresas beneficiadas con esta ayuda.

Desde Kaizen Consulting recomendamos a todas las empresas interesadas en esta inyección financiera que se asesoren para formalizar su solicitud con garantía de éxito. Hasta ahora solo dos solicitudes de empresas de la Comunidad Valenciana han sido aceptadas. Y es evidente que hay muchas más pymes que reúnen las condiciones para beneficiarse de la recapitalización europea. Somos especialistas en estas gestiones de ayudas y podemos acompañar a las empresas interesadas en todo el proceso, desde la solicitud hasta el final. Esperemos que aprovechen la oportunidad para superar esta crisis.

Si tiene cualquier duda sobre esta cuestión, consúltenos y estudiaremos su caso personalmente.

Comparte este artículo

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en print
Compartir en email